Cómo Gestionar Correctamente la salud dental de los adultos mayores

Los cuidados dentales son una parte importante del cuidado general de la salud, y esto es aún más cierto a medida que envejecemos.

Con la edad, el riesgo de padecer enfermedades periodontales (enfermedades de las encías), caries y otras enfermedades bucales aumenta. La mala higiene dental también puede contribuir a otros problemas de salud, como la diabetes y las enfermedades cardíacas.

Aunque cuidar los dientes puede parecer una tarea sencilla, para muchos ancianos no es tan fácil. A medida que envejecemos, nuestras encías se vuelven más delgadas y se retraen, lo que hace que los dientes sean más sensibles.

También puede ser más difícil cepillarse los dientes y usar hilo dental cuando se tienen problemas de movilidad o cuando se está enfermo.

Las personas que cuidan a ancianos deben tener cuidado de que estos cuiden adecuadamente sus dientes y encías.

salu

Asegúrese de que la persona mayor use un buen cepillo de dientes, una pasta dental con fluoruro y hilo dental todos los días.

También es importante visitar al dentista con regularidad para limpiar los dientes y detectar cualquier problema bucal a tiempo.

La Importancia de la higiene bucal en adultos mayores

En cuanto a la higiene bucal, los cuidadores de adultos mayores deben prestar especial atención a los dientes y encías de sus pacientes.

A medida que las personas envejecen, pueden experimentar una mayor sensibilidad en las encías y los dientes, así como un mayor riesgo de caries dental.

Las encías también pueden empezar a receder con la edad, lo que puede exponer el fondo de la raíz del diente y hacerlo más vulnerable a las infecciones.

Por estas razones, es muy importante que los cuidadores de adultos mayores se aseguren de que sus pacientes laven sus dientes con frecuencia y cuidadosamente.

Se recomienda cepillarse los dientes al menos después de cada comida durante cuatro minutos o más, usando una pasta dental fluorada.

Los cuidadores también deben animar a sus pacientes a usar hilo dental diariamente para reducir el riesgo de caries y enfermedades de las encías.

cuidado bucal por dentistas

Además, los cuidadores deben estar atentos a cualquier signo de problemas bucales en sus pacientes. Los signos de un problema bucal pueden incluir mal aliento, dolor de boca, dientes que se caen con facilidad o encías sangrantes.

Si observa cualquiera de estos síntomas, consulte a un dentista o higienista dental lo antes posible.

Prevenir la placa y el sarro es vital para mantener una buena salud bucodental. La formación de placa en los dientes se produce cuando los bacterias se acumulan en la superficie de los dientes.

Si no se limpia adecuadamente, la placa puede endurecerse y convertirse en sarro. El sarro puede causar caries y enfermedades de las encías, por lo que es muy importante mantenerlos limpios.

Los cuidadores pueden ayudar a sus pacientes a prevenir la formación de placa y el sarro al instruirlos sobre la importancia del cepillado y el uso del hilo dental.

También deben animar a sus pacientes a visitar al dentista o higienista dental con regularidad para que puedan limpiar la placa y el sarro de los dientes de forma eficaz.

En general, cuidar la higiene bucal de un adulto mayor puede requerir más tiempo y esfuerzo que cuidar la higiene bucal de un adulto joven. Sin embargo, es muy importante hacerlo para ayudar a mantener la salud y el bienestar de los pacientes.

Lectura Recomendada: Libros de Ejercicios de Memoria para Mayores

El Cuidado de las Prótesis Dentales en ancianos

En caso de usar prótesis dentales, es fundamental cuidarlas debidamente, de lo contrario podría causar problemas en la salud bucal. A continuación se brindan consejos para cuidar las prótesis dentales:

Lávelas diariamente: Lave su dentadura postiza al menos una vez al día con agua tibia y jabón suave. Enjuague cuidadosamente y séquelas con aire o papel toalla. No utilice productos químicos fuertes como lejía o alcohol, ya que esto podría dañar la dentadura postiza.

Retírelas cuando duerma: cuando vaya a dormir, retire su dentadura postiza para que pueda descansar la boca y las encías. Coloque las prótesis en un recipiente con agua tibia o una solución de cuidado de prótesis especialmente formulada para evitar que se sequen.

Evite alimentos o comidas pegajosas: Si bien no hay alimentos que deban evitarse completamente, trate de evitar los alimentos pegajosos, ya que estos pueden ser más difíciles de limpiar de la dentadura postiza.

Cepille su dentadura postiza: Cepille su dentadura postiza cuidadosamente con un cepillo de dientes suave y jabón suave. Enjuague cuidadosamente y séquela con aire o papel toalla. No utilice productos químicos fuertes como lejía o alcohol, ya que esto podría dañar la dentadura postiza.

Evite los golpes: cuando limpie o manipule su dentadura postiza, tenga cuidado de no golpearla contra objetos duros, ya que esto podría dañarla.

Siga estos cuidados diarios para mantener su dentadura postiza en buenas condiciones y cuidar su salud bucal. Si tiene alguna pregunta o inquietud, consulte a su odontólogo.

Qué hacer si aparecen llagas en la boca

Si el anciano tiene llagas, lo mejor es acudir al odontólogo cuanto antes, ya que una llaga puede ser un signo de otro problema subyacente.

No trate de curar la llaga con remedios caseros, ya que esto podría empeorar el problema.

Cómo cuidar las encías en ancianos

Las encías sanas son importantes para la salud bucal, por lo que es necesario cuidarlas adecuadamente.

Asegúrese de cepillarse los dientes cuidadosamente con un cepillo de dientes suave y una pasta de dientes suave.

Enjuague cuidadosamente después de cepillarse los dientes.

También es importante limpiar entre los dientes todos los días para eliminar la placa y el sarro.

Utilice hilo dental o un cepillo interdental para llegar a los lugares difíciles de alcanzar.

Si tiene encías sangrantes o inflamadas, consulte a su odontólogo cuanto antes, ya que esto podría ser un signo de gingivitis o enfermedad periodontal.

Cómo evitar la sequedad bucal en ancianos

La sequedad bucal puede ser un problema para muchos ancianos, ya que puede afectar la capacidad de masticar y hablar.

También puede aumentar el riesgo de caries y llagas. Si sufre de sequedad bucal, debe beber abundante agua y evitar el tabaco y el alcohol.

También puede tratar de utilizar un humidificador cuando duerma. Si la sequedad bucal persiste, consulte a su médico o odontólogo cuanto antes, ya que podría ser un signo de otro problema médico subyacente.

Cómo limpiar los dientes de personas mayores no autosuficientes

Los cuidadores de personas mayores a menudo se enfrentan a la tarea de limpiar los dientes de sus seres queridos. Esto puede ser un reto, especialmente si la persona cuenta con poca movilidad o tiene limitaciones para realizar cuidados básicos por sí misma.

Aunque el cuidado bucal puede parecer una tarea insignificante, es muy importante para la salud general de la persona mayor.

Las personas mayores son propensas a las enfermedades dentales, y el cuidado inadecuado de los dientes puede empeorar problemas existentes o causar nuevos problemas.

Para limpiar los dientes de una persona mayor no autosuficiente, es importante tener cuidado y tomarse el tiempo necesario para que la persona se sienta cómoda y segura.

Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a limpiar los dientes de una persona mayor no autosuficiente:

* Hágale saber a la persona lo que va a suceder. Antes de comenzar, asegúrese de explicarle a la persona mayor lo que va a hacer. Dígale cuánto tiempo llevará y cuáles serán los pasos del proceso. Esto ayudará a la persona a sentirse más cómoda y segura.

* Lave sus manos cuidadosamente. Antes de tocar los dientes de la persona, asegúrese de lavarse las manos cuidadosamente con jabón y agua caliente. Esto ayudará a evitar la propagación de bacterias.

* Ponga una toalla en el cuello de la persona. Para proteger la ropa de la persona, póngale una toalla alrededor del cuello. Asegúrese de que la toalla esté sujeta firmemente para evitar que se caiga.

* Si la persona tiene dentadura postiza, retírela cuidadosamente. Antes de comenzar a limpiar los dientes, retire cuidadosamente la dentadura postiza de la persona. Limpie cuidadosamente la dentadura postiza con un cepillo suave y agua tibia. Luego, póngala a un lado para que pueda limpiar los dientes de la persona.

* Use un cepillo de dientes suave. Para evitar dañar los dientes o las encías de la persona, use un cepillo de dientes suave. Asegúrese de que el cepillo esté limpio antes de usarlo.

* Hágalo con cuidado. Cuando esté limpiando los dientes de la persona, hágalo cuidadosamente y con suavidad. Evite frotar o apretar demasiado fuerte. Si la persona tiene alguna sensibilidad, use una pasta de dientes sin fluoruro.

Conclusiones

Los cuidadores deben tener en cuenta la higiene bucal de los ancianos, ya que esto puede afectar a la salud general de la persona.

La sequedad bucal es un problema común en los ancianos, por lo que es importante beber abundante agua y evitar el tabaco y el alcohol. Si la sequedad bucal persiste, consulte a un médico o odontólogo cuanto antes.

La higiene bucal adecuada puede ayudar a los ancianos a mantener una buena salud oral y general.

Siga estos consejos para cuidar la salud dental de las personas mayores:

1. Haga que se lave los dientes después de comer.

2. Enséñele a usar hilo dental.

3. Ayúdele a seleccionar un buen cepillo de dientes y pasta dental.

4. Encárguese de que vaya al dentista con regularidad.

Lectura Recomendada: Mejores Agencias de Cuidadores de Ancianos

Fuentes externas:

  • Irma Fabiola Díaz-García, Dinorah Munira Hernández-Santos, Julio Alberto Díaz-Ramos, Neyda Ma. Mendoza-Ruvalcaba, Oral Health and Prevention in Older Adults, Oral Health Care [Working Title], 10.5772/intechopen.101043, (2022).
  • British Dental Association: Oral Healthcare for older people: 2020 vision. 2003, London: British Dental Association Google Scholar