Aquagym para adultos mayores ¿Beneficios?

Hay muchos beneficios para los adultos mayores que se involucran en actividades físicas de agua, tales como el aquagym.

Algunos de estos beneficios incluyen la reducción del riesgo de caídas, mejora en la función cardiovascular y respiratoria, y mayor flexibilidad y movilidad.

Por lo tanto, si alguien cercano es un adulto mayor que busca una manera divertida e hidratante de mantenerse activo, ¡el aquagym es perfecto!

Aquagym para adultos mayores

Beneficios del aquagym para personas mayores

Para nuestros queridos mayores, el ejercicio no sólo es el pasatiempo ideal para cultivar el bienestar mental, sino que también es una auténtica panacea para el cuerpo.

Mantenerse activo, entrenar la destreza manual y la coordinación, estirar y soltar los músculos es más que necesario para vivir la tercera edad con buena salud.

Lectura Recomendada: Cintas de Andar para personas Mayores

Hay muchas actividades que pueden ayudar a las personas mayores a mantenerse activas: gimnasia acuática, senderismo en la montaña o, por ejemplo, gimnasia aeróbica.

Cualquier actividad deportiva conlleva beneficios para el cuerpo y la mente.

La gimnasia acuática está especialmente indicada a partir de los 65 años por su increíble capacidad para ralentizar el proceso de envejecimiento.

La gimnasia acuática para personas mayores ofrece ventajas únicas

El agua es un elemento natural muy beneficioso para la salud.

Al realizar ejercicio en el agua, se reduce la presión sobre las articulaciones y se facilita el movimiento.

Los beneficios del Aquagym para personas mayores son muchos.

En primer lugar, se trata de una actividad física segura, ya que el agua permite una reducción del impacto sobre las articulaciones y, por tanto, es ideal para aquellas personas que padecen artrosis o artritis.

En segundo lugar, el Aquagym permite trabajar todos los grupos musculares, lo que es muy beneficial para la salud y el bienestar general.

Y, por último, se trata de una actividad física muy motivadora, ya que se realiza en un entorno original (la piscina) y divertido.

gimnasia acuatica con mancuernas

En resumen, produce:

  • beneficios para el cuerpo: la gimnasia acuática mejora la circulación sanguínea, la flexibilidad muscular, las funciones respiratorias, la fuerza física, el equilibrio y los reflejos.
  • beneficios sobre la mente: La gimnasia acuática es una terapia natural contra la depresión y el estrés; los efectos sobre el físico se proyectan también sobre la mente, transmitiendo mayor serenidad mental y lucidez a los mayores.
  • beneficios a nivel nervioso: el ejercicio hace que fluya más sangre al cerebro, lo que permite a los mayores mantenerse más claros y rápidos de reflejos.

Deteniéndonos por un momento en los beneficios del agua para mayores a nivel psicológico, podemos afirmar que la soledad y la sensación de no poder hacer nada solo son elementos que demuelen al anciano interiormente.

El ejercicio, especialmente cuando se practica en grupo, permite la socialización y la integración.

Esto aumenta la confianza en uno mismo y, por tanto, la salud física y mental.

Por supuesto, no todas las personas mayores pueden practicar cualquier tipo de actividad deportiva.

Aquellos que presentan problemas de movilidad, artrosis o artritis deben optar por un deporte acuático que no les suponga un esfuerzo físico excesivo.

Lectura Recomendada: Pedaleador para Ancianos

El Aquagym para mayores es el ejercicio ideal, ya que se realiza en un entorno natural (agua) y, por lo tanto, reduce el impacto sobre las articulaciones.

El punto fuerte de esta actividad deportiva es la enorme ayuda que supone el agua para reducir el peso corporal y, en consecuencia, también para simplificar movimientos que de otro modo serían difíciles o incluso dolorosos.

Por esta razón, la gimnasia acuática es también una excelente solución para rehabilitar a una persona mayor tras una lesión o un periodo de inmovilidad.

¿Cómo deben ser los ejercicios en piscina para adultos mayores?

Los ejercicios en piscina para adultos mayores deben ser seguros, permitir trabajar todo el cuerpo y realizarse en un entorno original que resulte motivador.

De hecho, la reducción del peso del cuerpo permite actuar con mucha más suavidad que en cualquier otra actividad en tierra, evitando así los movimientos demasiado bruscos que provocan bloqueos en las articulaciones.

ejercicios en piscina

Este tipo de gimnasia para personas mayores puede incluir muchos ejercicios diferentes que se realizan, por supuesto, en la piscina.

En el marco de una clase de gimnasia acuática, cada persona realiza ejercicios adaptados a sus necesidades y posibilidades.

Por ejemplo:

  1. elevaciones de brazos con o sin macarrones flotantes o «churros» con elevaciones de rodillas: se realiza una brazada hacia delante balanceando los brazos y llevando las rodillas hacia el pecho. El torso debe permanecer recto y el estómago hacia dentro.,
  2. empujes con los pies a lo largo del borde de la piscina,
  3. caminar desde el fondo hacia el otro lado de la piscina: sumergido en el agua hasta el pecho se camina hacia adelante sobre las puntas de los pies, ayudándose con los brazos para dar más impulso a la caminata.
  4. patadas hacia atrás,
  5. Saltos a una pierna: De pie, levanta la pierna izquierda doblada y realiza saltos hacia arriba durante 30 segundos. Levantar la pierna derecha y realizar saltos con la pierna izquierda durante otros 30 segundos.
  6. Salto de rana: De pie en el lugar, realizar un salto hacia arriba, con el vientre hacia adentro y los brazos empujando el agua.
  7. Ejercicios en el agua para espalda

Es importante recordar que, hacer ejercicio debe ser, ante todo, para el adulto mayor un placer.

Por lo tanto, antes de involucrar a una persona mayor en este tipo de actividad, es bueno que esté entusiasmada con la elección de esta actividad, que se sienta cómoda en la piscina y que haya comprendido los beneficios de la misma.

Para animarlo, puede ser útil acompañarlo a algunas clases de gimnasia acuática, para darle la oportunidad de relacionarse con quienes ya practican esta actividad, o acompañarle en la elección de la ropa de baño adecuada.

Conclusión

El agua es un excelente medio para hacer ejercicio, ya que reduce el impacto sobre las articulaciones y, al mismo tiempo, es una actividad divertida y motivadora.

No solo la natación, la gimnasia acuática es, por lo tanto, una actividad física ideal para adultos mayores.

Este tipo de ejercicio permite trabajar todos los músculos, tonificar la masa muscular y mejorar el equilibrio.

Pero además, es una actividad social que permite relacionarse con otras personas mayores y disfrutar de un momento agradable, actividad que puede encontrarse tanto en piscinas privadas, clases y talleres municipales y residencias de ancianos.